lunes, junio 04, 2007

DEL 1 AL 15 DE JUNIO PROHIBIDO CASARSE


Ya hemos comentado el papel del matrimonio en la antigua Roma, pero es importante saber que no era recomendable casar a las hijas en ciertos días.
El viernes entramos en el mes de Junio y durante la primera quincena de este mes no era propicio el casamiento, así nos lo muestra Ovidio, Fasti, VI, 219:

"Tengo una hija, y rezo por que me sobrepase en años; mientras ella viva yo seré siempre feliz. Dado que quería darle un marido, buscaba el tiempo apropiado para el matrimonio y cuantos preparativos fuesen necesario; entonces me mostró que Junio era a partir de las sagradas Idus beneficiosa para las novias y beneficioso para los novios, y la primera parte del mes se vio que era inadecuada para las bodas. Pues la sagrada esposa del flamen dial me habló de esta manera:

"Hasta que el Tíber apacible no haya acarreado hasta el mar en sus aguas rojizas la purificación del templo de la Vesta troyana, no me es lícito peinarme con un peine dentado, ni cortarme las uñas con un instrumento de metal, ni tocar a mi marido, aun cuando él es el sacerdote de Júpiter, aun cuando me ha sido entregado en ley de por vida. Tú tampoco te apresures. Será mejor que tu hija se case cuando el fuego de Vesta brille en el suelo limpio"
Valete!