lunes, mayo 07, 2007

LEYENDO A LOS CLÁSICOS


EL SER HUMANO

" Sólo debe ensalzarse lo que a uno le conviene.
Decimos que una vid es bella, cuando sus ramas

están repletas de frutos...¿Acaso preferiríamos

otra que presentara racimos de oro y pámpanos de
oro?. La virtud propia de la vid es la fertilidad.
De la misma manera , lo que hay que elogiar en el
hombre es lo que pertenece por su condición
propia. Posee muchos esclavos, una magnífica casa,
grandes propiedades, capitales productivos: nada

de ella está en su interior, sino que es externo.

Mejor ensalza aquello que no puede arrebatarese ni

darse, aquello que es el atributo del ser humano.
¿Y en qué consiste este atributo?, me dirás.
El alma
y, en el alma, la razón perfecta.
El hombre es un
ser dotado de razón.
Así pues, su tesoro alcanza el
grado de perfección
máximo cuando cumple
plenamente
aquello para lo que ha nacido.

Y ¿qué le exige esta razón? Algo muy sencillo:
vivir según su natutaleza."

Séneca, Cartas a Lucilio.
Valete!