lunes, diciembre 03, 2007

BELEREFONTE


ESCRITO POR JUANJO ROLDÁN
ALUMNO DE 1º DE BACHILLERATO
DE LATÍN Y GRIEGO

Belerofonte era un héroe de los mitos griegos. Su mayor hazaña fue destruir al monstruo de Quimera (monstruo con cabeza de león, cuerpo de cabra y cola de serpiente, y también fue el primero en domar el caballo de pegaso).

Su nombre era Iponoo, pero se cambió el nombre al de Belerofonte porque mató accidentalmente a su hermano en una partida de caza (su hermano se hacía llamar con el nombre de Belero). Tras la muerte de su hermano Belero, decidió exiliarse voluntariamente de Corinto para establecerse en Tirinto, para formar parte de la corte del rey Preto. La mujer del rey Preto, Estenobea se enamoró a primera vista de Belerofonte, la cual realizó diversas propuestas indecorosas que Belerofonte rechazó.

Estenobea furiosa por el rechazo de Belerofonte lo acusa de seducirla por la fuerza. El rey Preto cree la historia que le cuenta su esposa y furioso encarga a Belerofonte llevar una carta sellada de recomendación, la cual va dirigida al rey Lobates (padre de Estenobea) en ella pone que debe dar muerte a Belerofonte.

Belerofonte le entrega la carta al rey Lobates, cuando éste la lee y ve lo que hay escrito, y en vez de matarlo decide encomendarle una misión casi imposible, matar a la Quimera.

La diosa Atenea le entrega una brida de oro para que la ponga en la cabeza de Pegaso y así poder domarlo y dirigirse a matar al monstruo Quimera. Belerofonte tiene un gran forcejeo con Quimera y finalmente consigue destruirlo. Belerofonte decide buscar también el pueblo de las Amazonas para enfrentarse a ellas y destruirlas. Una vez vencida las guerreras de las Amazonas, Belerofonte se comparó con los dioses y decidió ir hacia el Olimpo. Zeus castigó la impertinencia del héroe, ya que mandó un mosquito que clavó su aguijón en los riñones de Pegaso convirtiendo a éste en el caballo indomable que era antes. Belerofonte no pudo domarlo y calló al vacío, consiguió sobrevivir pero quedo maltrecho y terminó vagando por las tierras, añorando su glorioso pasado.

N.B: Gracias por tu colaboración.

Valete!