martes, febrero 12, 2008

AMOR, AMORIS II


Hoy dedicaremos unas líneas a HORACIO y a OVIDIO:


"Oh Venus, reina de Gnido y Pafos,
abandona tu Chipre tan querida
y acude a la adornada estancia
de Glícera, la que te invoca
con numeroso incienso.
Venga contigo el Niño ardiente
y las Gracias de talles desceñidos;
vengan las Ninfas y la Juventud

que sin ti a nadie atrae;
venga Mercurio".

Horacio, Carmina I, 30 (A Venus)


“Lo primero de todo, tú que por primera vez vienes como soldado a revestirte con armas nuevas, procura descubrir lo que deseas amar.

El paso siguiente es conquistar a la joven que te ha gustado; y en tercer lugar, conseguir que el amor dure por largo tiempo”

Ovidio, Ars amatoria I, 35-38

Valete!