jueves, abril 03, 2008

DISCIPULUS DORMIENS


He aquí un buen ejemplo de la fidelidad con la que el alumnado sigue las lecciones de latín. Es tal el interés que muestra por seguir al pie de la letra las indicaciones y las explicaciones de cada uno de los capitula, que, llegados al capitulum XV, han querido emular a nuestros amigos Marcus, Titus y Sextus, de manera que se han unido al grupo de "dormientes".
Eso sí, han tenido la suerte de no encontrarse en la schola Diodori, magistri severi, pues la parte innombrarle de su
cuerpo hubiera sufrido un poco.

Como bien dice Diodorus:

"In ludo estis- non domi in lectulis. In lectulo dormire licet, his in ludo non licet dormire!"

Valete!



2 comentarios:

Isra dijo...

Pobrecito, Charo, hay que ser comprensivos pues creo que a todos nos ha pasado eso de dar una cabezada en la clase de latín. A mí, concretamente, me pasó varias veces durante la carrera (no llegué a dormirme, pero la cabezada la di) y la semana previa a las vacaciones hice un amago en clase mientras mis niños estaban traduciendo.

Charo Marco dijo...

Lo cierto es que es comprensible.

Estaba tan bonico, que todo se perdona.

besos