miércoles, diciembre 20, 2006

ADORNOS NAVIDEÑOS


Estos días habéis preguntado si en la antigüedad ya se utilizaba como adorno navideño el árbol de Navidad, he aquí la respuesta:

Esta costumbre se remonta a tiempos más antiguos, pues los egipcios festejaban el final del año quemando una rama de palmera con doce hojas que simbolizaban los doce meses del año. Prendían fuego a la punta de cada una de las hojas y los asistentes unían en una pira incendiaria todas las ramas que portaban, ofrendándolas al dios Thor.
Posteriormente, los cristianos descubrieron que los germanos llevaban a cabo una fiesta por estas fechas, en la que adornaban un árbol de hoja perenne (generalmente, un roble). Consideraban que era un árbol divino, pues sus ramas superiores simbolizaban el cielo y las raíces el mundo subterráneo.
En Alemania, durante el s. VIII d.C., con la evangelización, un misionero, llamado San Bonifacio taló el árbol divino. Al caer, aplastó con su fuerza todos los árboles que habían a su alrededor, excepto un abeto. Desde ese momento, el abeto fue considerado un árbol sagrado que simbolizaba la Navidad. El abeto se decoraba con manzanas (símbolo de la tentación) y con velas (símbolo de la luz de la salvación).
Con el tiempo, las manzanas y las velas fueron sustituídas por adornos redondos y luces.
La costumbre de poner el árbol de navidad se ha extendido a muchas culturas, pero, actualmente, los griegos en su lugar adornan las casas con un BARCO DE NAVIDAD que recuerda su amor al mar.
Consiste en un barco pequeño de papel o madera que se decora con luces de colores. Los regalos que el día 1 de Enero trae a los niñ@s S. Basilio (su particular Papá Noel, S. Nicolás o Reyes Magos) se colocan debajo del barco.

Podéis ver una imagen de estos barcos de Navidad en la página Proyecto Ser.

Plurimam salutem!