lunes, noviembre 05, 2007

DAFNE



Escrito por SERRANA BORAGNO
Alumna de latín y griego de 1º de Bachillerato

Dafne, que significa "laurel” en griego, es una ninfa amada por Apolo que un día juró no pertenecer jamás a ningún hombre.

Apolo, dios de los arqueros, de la música, de la profecía y de la luz, era muy poderoso, pero no siempre afortunado en sus amores. Su primer amor fue la ninfa Dafne, pero ella lo rechazó. Esta pasión de Apolo y la resistencia de Dafne se debían a que Eros (Cupido), enojado por las bromas de Apolo, le disparó una flecha de oro para que se enamorara de ella.

Un día, Apolo la sorprendió escuchando su canto y se quedó enamorado del hermoso susurro. Dafne cuando se dio cuenta de su presencia dejó de cantar y quedó inmóvil por el susto, mientras buscaba con ojos aterrados un lugar para esconderse. Apolo la intentó sedu
cir con mágicas palabras de amor, ella le suplicaba que se alejara, pero él no escuchaba sus ruegos, entonces Dafne empiezo a correr, pero su huida es imposible. Indefensa, pidió ayuda a la Tierra y ésta le escuchó; como salvación comienza a transformarse entre los brazos del Dios.

Su suave piel se recubre de una corteza, sus uñas delicadas se alargan en hojas multiplicadas con mágica velocidad. Sus cabellos forman un denso ramaje, el rostro desaparece detrás de la corteza y el cuerpo se transforma en tronco. Queda asentada con sus raíces hundidas en la tierra, rígida e inmóvil. Apolo abraza tristemente el árbol y entre lágrimas declara que ese árbol será consagrado a su culto.

Plurimam salutem!

N.B: Serrana, muchas gracias por compartir tu trabajo en Calíope.