martes, noviembre 20, 2007

HÉCATE


ESCRITO POR BÁRBARA CARPINTERO
ALUMNA DE 1º DE BACHILLERATO
DE LATÍN Y GRIEGO

Hécate era la única hija de Asteria, una diosa de las estrellas que era hermana de Leto.

Hécate fue originalmente la diosa de las tierras salvajes. Su presencia en los cultos populares hicieron que formara parte de la mitología griega. Se la asocia con una diosa de la hechicería y vinculada a los fantasmas.

Como hemos visto, Hécate no fue originalmente una diosa griega, pues en las fuentes clásicas griegas no es nombrada.

Su santuario más importante estaba en Lagina, una ciudad-estado en la que la diosa era atendida por eunucos. En Tracia adquirió un papel similar al del dios Hermes. Con el tiempo fue venerada como asistente de las mujeres en los partos y la crianza de los jóvenes.

También había un templo dedicado a Hécate en el templo de Artemisa en Éfeso.

Su equivalente en la mitología romana es Trivia.

Las primeras representaciones de Hécate son simples y no triples, con tres cuerpos como se la solía representar. De ahí su nombre de Trivia en el mundo romano. El monumento más antiguo conocido es una pequeña terracota hallada en Atenas en el siglo VI.

La diosa aparece sentada en un trono con una corona de flores alrededor de su cabeza, sin atributos que la caractericen. Posteriormente, encontramos retratos que la muestran como una diosa triple sosteniendo una antorcha, una llave y una serpiente. La triplicidad de Hécate se mostraba con tres cuerpos en lugar de cabezas.

Hécate fue una diosa preolímpica. Protectora de la autoridad de ahí sus atributos.

Valete!

N.B: Bárbara, gracias por tu colaboración.